sábado, 30 de junio de 2012

Himeji + Spa World

¡Buenas noches!

Ayer al final, como por la mañana dormimos tanto, por la noche nos costó un montón dormirnos. Estuvimos hasta las 4 de la madrugada hablando por whats app y por el zello con los niños de allí que no nos dejaban irnos a dormir, así que esta mañana nos ha costado un montón salir del futón. En un principio queríamos levantarnos a las 9 y al final hasta las 11 no hemos salido de la cama. Si es que, no podemos irnos a dormir tan tarde...


Cuando hemos conseguido salir de la cama, nos hemos vestido y hemos ido hasta Himeji. La última vez que fui terminé enamorada del castillo de esta "pequeña" ciudad y creí indispensable volver a verlo. ¿Cuál ha sido mi sorpresa? Al llegar allí me he encontrado con que estaban haciendo obras en todo el interior de la torre principal. Por tanto, solamente hemos podido pasear por los alrededores, ver las cámaras secundarias del castillo y en la torre principal hemos podido subir en ascensor y ver como están restaurándolo. También he descubierto que las obras en el castillo empezaron a hacerse en septiembre-octubre de 2009, así que cuando fui lo pude ver por poco.


Me ha sabido muy mal no poder verlo en todo su esplendor porque realmente es un castillo muy bonito que todavía conservaba toda la estructura interna antigua. Tenías que descalzarte para poder andar por allí dentro y estaba prohibido hacerse fotos, por lo que tengo pocos recuerdos de cuando fui. Esta vez, en cambio, nos han dejado hacer todas las fotos que hemos querido. ¿Será por qué no nos han dejado entrar dentro?

Bueno, al terminar de ver todo el castillo y visto que llevaba todo el día lloviendo sin tener la intención de parar en ningún momento, hemos decidido volver a Ôsaka y disfrutar del Spa World durante la tarde entera.


El Spa World es un gran balneario que es realmente impresionante. En la primera planta encuentras la recepción donde tienes que sacarte los zapatos (en todo el recinto tienes que ir descalzo). Luego hay una planta donde solamente encuentras diferentes tipos de restaurante. En otra hay varios tratamientos de belleza que puedes ir pagando a parte. Y luego tenemos la guinda del pastel: las 2 plantas enteras de baños termales. Me explico, tienen una planta únicamente para hombre y otra solamente para mujeres (ya que te bañas desnudo). Una de las plantas está decorada con baños termales de estilo asiático (ambientadas en diferentes païses asiaticos) y la otra de estilo europeo. Más o menos hay las mismas piscinas, pero la decoración varia. Realmente las dos plantas son preciosas (me hubiese gustado poder hacer alguna foto, pero está totalmente prohibido ^^u). Para finalizar el spa, en la última planta, hay un pequeño parque acuático. Cuando vine, hace 3 años, no subimos ninguno de los días al parque acuático, pero como en los baños teníamos que estar separados, esta vez sí que hemos subido y la verdad es que es bastante espectacular (aunque un poco pequeño) pero me ha gustado y he podido hacer alguna que otra foto.
También hemos aprovechado que estábamos allí para cenar usando los "trajes" que te dejan para pasear por el Spa.... Trajes que mejor no ver, porque son como una especie de bata, rosa para las mujeres y azul para los hombres, así que he tenido que pasear por allí vestida de rosa.


Y bueno, a las 12 ya nos hemos venido hacia el hotel y ahora toca ir a dormir que mañana sí que quiero levantarme temprano y aprovechar el día un poco jajaja

viernes, 29 de junio de 2012

Ôsaka

¡Buenas noches!

Son las 2 de la madrugada y estoy totalmente despierta, así que voy a proseguir a hacer el diario del día de hoy.

Como estos dos días íbamos muy muertos (supongo debido a que aún nos afectaba el jet lag) decidimos que hoy sería un día muy pero que muy light.

Para empezar, no nos hemos puesto despertador y hemos estado dentro de la cama hasta las 11.30 aproximadamente cuando hemos ido a por el desayuno para comerlo dentro de la cama vagueando.


Ya para la hora de comer, hemos decidido ir al castillo de Ôsaka, que yo recordaba que delante había paraditas para comer y...¡¡¡hemos comido takoyakiiii!!!


Después de comer hemos entrado en el castillo y lo hemos visto enterito. Lo malo es que en las plantas donde había cosas más bonitas estaba totalmente prohibido hacer fotos... Y no entiendo el motivo, simplemente si haces las fotografías sin flash no dañan a los objetos.


Saliendo del castillo de Ôsaka hemos aprovechado para ir a dar una vuelta por allí alrededor. De esta manera hemos visto el pequeño templo que hay allí al lado, el Ôsakajo y el gran parque que lo rodea todo.


Por la tarde-noche (que aquí a las 7-8 ya está todo oscuro) hemos ido hacia el barrio más famoso de todos: Dotombori. Creo que todo el mundo que le gusta Japón, ha visto en alguna ocasión el cangrejo gigante de Ôsaka o los neones del corredor al lado del río. Pues hemos pasado unas cuantas horas paseando por ahí. También hemos aprovechado para comer otro de los platos típicos de Ôsaka: el okonomiyaki. La verdad es que a mi me encanta. Y más que esta vez lo he pedido de todo tipo de pescado: con gambas, pulpo, sepia, almejas... Y estaba buenísimo.


Después de cenar hemos dado unas cuantas vueltas más por esas calles llenas de gente, de luces, de música y de mucho ambiente. Hemos entrado en varias tiendas de videojuegos y hemos alucinado viendo a la gente jugando. Hay cada máquina más rara y más complicada de jugar... Y me encantaría saber jugar a alguna de ellas, pero me daba vergüenza probarlo y hacerlo realmente mal ^^u


Para finalizar, cuando ya nos estábamos yendo, Eloi tenía muchas ganas de comer un helado pero no encontrábamos ningún sitio abierto donde hicieran y al final de la calle principal hemos encontrado un sitio genial. Te servías tú mismo y tenías diferentes tipos de yogur helado de diferentes sabores, luego le podías añadir todo el topping que quisieras y finalmente te lo pesaban. Según lo que pesara, eso era lo que te cobraban. La verdad es que estaba delicioso y estamos deseando volver a ir a Dotombori para comer ese súper "helado". Aunque la próxima vez voy a probar diferentes sabores =D

Kyoto

¡¡Buenos días!!

Ayer quise poner el diario de todo el día, pero al llegar al hotel nos encontramos con que el internet iba realmente mal, así que desistí mis intentos de conectarme y hacerlo y me fui a la cama. Así que ahora os cuento un poco todo lo que hicimos =D

Ayer fuimos a Kyoto. La última vez que vine, fue una de las ciudades que más me gustó, así que era una parada imprescindible que teníamos que hacer ^^u

Empezamos yendo a ver el templo del Ninnaji. Es un templo precioso, y eso que no es de los más conocidos. Realmente yo lo conocí a través del manga de Aoki Kotomi de BokuImo. Allí no había muchos turistas así que pudimos pasear tranquilamente y hacer un montón de fotos. Según recuerdo, cuando fui la última vez había menos partes abiertas. Lo mejor de este templo es que lo puedes visitar casi todo por su interior, pasear por las diferentes partes del templo, ver las estancias...



Después de allí, fuimos al Kinkakuji, templo imprescindible de ver para quien vaya a Japón. Es el templo del oro y representa que toda su estructura tiene un baño hecho de oro. Es precioso aunque no te lo dejen ver por dentro ni nada, pero es precioso todo lo que lo envuelve.


Al terminar, fuimos a comer y, como siempre, nos dieron el agua. Que mal lo pasé cuando al beber el agua noté que tenía un saborcillo a café. ¡Qué asco! Con lo poco que me gusta a mí el café. Por suerte las siguientes tazas de agua no tenían ese sabor, era agua normal jajaja.

Por la tarde fuimos al Ginkakuji. Representa que es el templo de plata, aunque como se gastaron tanto dinero en el de oro, se quedaron sin para éste. La última vez yo no fui a verlo por falta de tiempo y por ese motivo he ido este año. Pero realmente, me ha decepcionado bastante este templo. Lo que es precioso es todo el parque que lo envuelve, puedes pasear por todos los jardines, incluso en el recorrido subes por la montaña y ves todo Kyoto, precioso. Pero luego el templo en sí decepciona un poco.


Para finalizar con los templos, fuimos al Kiyomizudera. Tuvimos suerte que nos dejaron entrar, porque llegamos a las 5.55 (en Japón antes de las 6 está casi todo cerrado...) y nos dejaron entrar. Tuvimos que ver el templo un poco rápidamente, porque los de seguridad nos iban dando prisa, pero a mi volvió a encantarme. Me hubiese gustado poder verlo un día con el agua cayendo por todos lados, pero ni esta vez ni la anterior pude hacerlo.



Como todo el mundo sabe, Kyoto es conocida por ser la antigua capital y, por ese motivo, todavía en el centro se guardan muchos recuerdos de esa época. Con recuerdos me refiero a que en la parte central, Gion, quedan casas antiguas que supongo que eran las antiguas casas de Geishas. Allí enmedio también se encuentra el Gion Corner que es lo último que vimos en Kyoto. En el Gion Corner se hacen diferentes pequeños espectáculos representando el arte floral, la ceremonia del té, la música de Koto, el Kyomai (danza que hacían las Geishas, en este caso, fue una Maiko la que bailó)... Es un espectáculo un poco caro, pero en mi opinión, vale mucho la pena porque es precioso y único.



Cuando terminó, intentamos ir a buscar una calle, Pontocho. Habíamos leído por internet que era preciosa, que tenía toda la esencia del Kyoto antiguo y que era imprescindible. No sé si no la encontramos, pero fuimos a la dirección que ponía allí y no vimos que fuera tan espectacular ni nada. Así que finalmente ya nos fuimos para el hotel a descansar y dormir un buen rato.

miércoles, 27 de junio de 2012

Hiroshima

¡Ohayo!

Hoy, hemos pasado el día en Hiroshima.
No recordaba que hubiese tanto rato en tren desde Osaka hasta Hiroshima, pero bueno. Al final hemos llegado bastante pronto allí.

El día en Hiroshima ha estado bastante nublado, cosa que agradezco. Yo creía que moriría de calor y, por el contrario he podido ir tranquilamente a todos lados.


Cuando hemos llegado, lo he visto todo muy cambiado y, en un primer momento, no recordaba cómo llegar hasta el Museo conmemorativo de la paz, pero al final lo hemos conseguido jajaja.
Si cuando fui hace 3 años me encantó, esta vez todavía me ha gustado más. Obviamente, a parte de la entrada, he vuelto a coger la audio-guía y a lo largo de las explicaciones sobre casos reales se me ha puesto la piel de gallina... Son historias realmente muy fuertes y más sabiendo que todas ellas son reales...
Hemos terminado que ya eran las 2 de la tarde, así que hemos ido a comer. Y hoy ha tocado ramen ¡Qué ganas tenía de volver a comer un ramen bien hecho! Estaba delicioso realmente.


Por la tarde, hemos paseado por todo el parque de la Paz que se encuentra delante del Museo conmemorativo de la Paz. Hay bastantes estatuas y monumentos que diferentes países han aportado en motivo de la paz. La verdad es que algunos eran bastante bonitos y significativos.


Para finalizar el día en Hiroshima, hemos ido hacia el castillo. Ha sido un poco complicado llegar hasta allí a pie, pero al final lo hemos conseguido (aunque hemos terminado con los pies hechos polvo).


El castillo de Hiroshima, por fuera es precioso, pero por dentro no mantiene nada de la antigua construcción. Yo deduzco que, después de la bomba atómica, el castillo quedó hecho añicos y lo reconstruyeron de manera que se viese bien por fuera, pero que por dentro fuese como una habitación normal.



Pese a eso, a lo largo del castillo se encuentran varios trajes de samurais, katanas y otras piezas preciosas que se mantienen des de antes de la bomba atómica. También hay que decir que desde lo alto del castillo se puede ver todo Hiroshima y la vista es realmente preciosa.
En el mismo castillo, me ha sorprendido encontrar unos vestidos, tanto de Samurai como unos Kimonos. No recuerdo que estuviesen ahí la última vez que fui. Lo más sorprendente de todo, es que podías ponerte esos vestidos y hacerte fotografías de manera totalmente gratuita, así que ahora tengo foto con el traje de Samurai y con un Kimono rojo que me ha gustado bastante.


Ya para terminar, hemos vuelto en tren hasta Ôsaka y el viaje se ha hecho todavía más lento que el de ida, supongo que por lo agotados que estábamos.
Una vez en Ôsaka nos hemos vuelto para el hotel, me he dado un buen baño en los onsen del hotel y ahora me encuentro escribiendo esto antes de irme a dormir (que ya son cerca de la 1 y mañana tengo que madrugar para irnos a Kyoto).

martes, 26 de junio de 2012

¡Llegada a Japón!

Hoy, por fin, ha llegado el gran día.

¡Ya vuelvo a estar en Japón!

Después de 3 años, he vuelto y esta vez para ver todas las cosas más tranquilamente. No tengo ganas de tener un viaje muy estresado, así que he organizado "poquitas" cosas para ir viendo pero de forma tranquila, si no hay tiempo de verlo, no pasa nada, pero prefiero ir tranquila a hacer las cosas que no ir deprisa y no poder disfrutarlo.

Salida de Barcelona, dirección Londres
Bueno, para empezar decir que esta vez el vuelo no ha sido tan bueno como el anterior. Quien no lo sepa, la última vez tuve la gran suerte de poder viajar en clase busines habiendo pagado como clase turista, cosa que me permitió estar durmiendo durante la gran parte del vuelo. Esta vez hemos ido en clase turista normal, y realmente es muy incómodo pasar 14 horas allí dentro, y más que en ningún momento se nos ha hecho de noche ^^u

Londres desde el avión
Nuestro avión para ir hasta Tokyo
Así que ha sido un inicio bastante duro. Cuando hemos llegado a Narita, los dos íbamos ya muy zombies por no haber dormido (hemos llegado a las 9.30 de la mañana, que en España serían las 2.30 de la madrugada). Desde Narita, hemos tenido que ir hasta Tokyo y luego allí coger otro Shinkansen hasta Ôsaka.

En el shinkansen de camino Ôsaka
Al final, hemos llegado al hotel que eran casi las 6 de la tarde y ya no podíamos más. Nos hemos instalado en el hotel, hemos dado una vuelta de reconocimiento alrededor de éste (sobretodo buscando los convinis jajaja) y nos hemos vuelto al hotel a disfrutar de la ducha con ofuro que tienen y así poder relajarnos que mañana nos espera un día completito por Hiroshima.