martes, 31 de diciembre de 2013

Mis propóstios 2013...

Ya estamos de nuevo a fin de año... Y como viene siendo costumbre toca hacer una revisión de todos esos propósitos que me hice hace justo un año... Espero haber cumplido algunos de ellos, aunque doy por echo que no lo habré conseguido con todos.

Este 2013 ha tenido cosas buenas, he conocido nueva gente que se ha hecho un hueco importante en mi vida, me he organizado de forma que tengo un poco tiempo para todos, he podido hacer algún pequeño viajecito... Pero por otro lado ha tenido cosas muy malas... Algunas personas, aunque creas conocerlas muy bien y que sean de esas que se pueden contar con una mano... Llega el día en que te decepcionan con sus actos, sus comentarios y la forma en la que cambian, ¿el motivo? Muchas veces no se sabe... Por otro lado, este año mi abuela ha empeorado mucho de su salud, lo que ha implicado que casi pase todas las noches en su casa para poder cuidarla hasta que encontremos alguien más cualificado para hacerlo y eso viene pasando desde junio, por lo que a raíz de eso he tenido que dejar de hacer muchas cosas, ya que principalmente siempre he tenido más vida nocturna que diurna. 

Dicho esto, paso a analizar un poco esos propósitos....
  1. Poder conseguir perder los kilos que todavía me faltan por perder. (La verdad es que en este tema me he quedado algo estancada durante este año. Ha habido momentos en que he perdido peso pero luego lo he vuelto a subir, así que más o menos, me quedo igual que al inicio de año.)
  2. Activarme más yendo al gimnasio o volviendo a hacer natación por mi propia cuenta. (Lo marco como conseguido ya que durante varios meses he acudido con asiduidad al gimnasio, acompañada con una compañera de la Universidad. Quizás no voy con la regularidad que debería, pero ya es un paso.)
  3. Conseguir actualizar este blog con algo más de regularidad e ir subiendo más reseñas de los libros que leo en el otro blog. (Creo que este punto lo he conseguido con buenos resultados. Este blog lo he ido acualizando cuando he tenido cosas importantes que contar, aunque algunas otras que he querido no lo he hecho. Y el de reseñas, aunque no haya subido reseña de cada uno de los libros, si estoy contenta con el resultado.)
  4. Mejorar con el catalán y el castellano para poder hacer mejores corrección de libros, textos... (El castellano no lo he tocado, la verdad, pero el catalán hice un curso en la EOI, aunque al final suspendí por poquito, pero pese a haber suspendido, creo que he mejorado.)
  5. Ver más series, doramas y películas. (Doramas no he visto ninguno la verdad, pero en tema series y películas este año creo que ha sido uno de los que más he visto, es más, para las películas me apunté a un reto y lo superé con creces.)
  6. Leer más manga y ver más anime. (Anime he visto muy poquitos, solo algunos concretos que me han recomendado, tema manga, he reemprendido la compra de algunos que tenía a medias y estoy releyendo muchos de mis mangas cuando me coge apatía lectora... Sí, me coge apatía por los libros, pero entonces los mangas me llaman.)
  7. Seguir viajando, sea por España o por el mundo, sola o acompañada. (Quizás este año no haya hecho los viajes de mi vida pero, en febrero me fui de viaje a Venecia con una amiga a ver los carnavales de ahí, algo increíble, y luego en mayo fui a ver a mi Ele-chan a Salamanca donde se ha pasado el curso entero estudiando.) 
  8. Conseguir mejorar mis formas de decir las cosas y así evitarme problemas y malos entendidos. 
  9. Ahora que me he independizado no quiero perder contacto con mi familia y ponerme una rutina de ir, como mínimo, una vez cada quince días y pasar allí la tarde hablando. (Bueno, tengo que decir que al poco de escribir esto, un par o tres de meses, tuve que volver a vivir con mi familia. Así que supongo que está totalmente cumplido el reto no? Viviendo con ellos no se puede perder el contacto.)
  10. Conseguir, por fin, trabajar de maestra. 
  11. Seguir en contacto con la gente que me importa y no esperar a que sean ellos los que vengan a hablarme. Quedar con ellos y mantener una buena relación. 
  12. Aprender a organizarme mejor el tiempo a lo largo del día. (Parece mentira pero creo que este año he conseguido llegar a un equilibro en lo que a mi tiempo se refiere. Ahora tengo un poco de tiempo para todo y, aunque parezca raro en mi, eso me hace sentir mejor.)
Según recuerdo, el año pasado conseguí 8 de mis 12 propósitos. Este año, más o menos, completar 10 de los propósitos.

Tengo que decir que durante el año no suelo pensar mucho en los que hago o dejo de hacer, simplemente como en mi mente los tengo como grabados, hago y cuando llega fin de año y vuelvo a releerlos me sorprende  mucho todo lo que he conseguido. Y Espero que el año que viene conseguir más aún.

¡¡FELIZ FIN DE AÑO A TODOS!!

jueves, 26 de diciembre de 2013

Amigurumis (1)

Hace ya tiempo que vengo planeando hacer esta entrada, concretamente desde inicio de octubre, pero ahora que termina el año me pongo a ello.

A principios de octubre empecé un curso para aprender a hacer amigurumis. Los amigurumis son unos muñecos que están muy de moda ahora, se hacen a ganchillo usando lanas, algodón... Depende del gusto de la persona, pero normalmente se hace usando algodón.

Pues lo dicho, en octubre empecé ese curso y voy una vez a la semana para avanzar en el aprendizaje, aprender pequeños trucos nuevos, hacer muñecos cada vez más difíciles... Y mi intención desde el inicio era publicar todas las creaciones que voy haciendo a través del blog. Lo más seguro es que solo suba las imágenes de lo que hago o, como mucho con un pequeño comentario debajo. Podría subir los tutoriales/patrones para hacer el muñeco en cuestión pero, por internet hay montones de blogs que se dedican a ello, por lo tanto, prefiero simplemente centrarme en mostrar mis muñecos. Aunque si me tenéis en facebook o en instagram voy colgando la mayoría de mis creaciones. 

Y de momento ya tengo bastante hecho: 


 Esto es lo primero que hice: un estuche para poder guardar las agujas de ganchillo, algunos hilos sueltos para llevarnos a casa y avanzar tareas, lápiz... entre otros materiales que necesitamos usar en clase. La verdad es que ahora lo veo y pienso: pero que fácil es hacer eso! Pero recuerdo cuando lo hacía que me volvía loca, que me saltaba puntos, no sabía donde tenía que hacer el siguiente punto y si me fijo, veo muchos errores, pero de todos modos, le tengo un cariño especial, es lo primero que hice a ganchillo en el curso y a partir de entonces, todo ha sido mejorar. 


Cuando tuvimos el estuche terminado, empezamos ya con los muñecos de verdad. Y el primero fue este pequeño ratoncito. La verdad es que es un patrón sencillo de seguir, no tiene grandes complicaciones ya que lo más difícil es hacer las orejas. Empecé con el gris, haciéndolo en clase y sinceramente, creí que en una semana que nos daba de plazo no lo terminaría ni en broma, lo veía todo muy cuesta arriba pero después, en cuatro o cinco horas incluso me dio tiempo a hacer otro ratoncito, esta vez el negro y eso que trabajar a ganchillo con negro es algo bastante difícil porque si es complicado saber ver el punto, en negro no se ve nada. 


El corazón creo que es de las pocos muñecos en amigurumi que he hecho que todavía no he subido a ningún lugar. ¿Por qué? La verdad es que no tengo ni idea, pero en su momento no lo subí y ahora me da algo de pereza hacerlo. Cuando vi el corazón, me pareció relativamente fácil de hacer, pero luego me di cuenta de que NO. Es algo complicado ya que primero hay que hacer la primera semircírculo, luego hacer la otra para finalmente enlazarlas las dos y seguir haciendo el corazón hasta terminarlo. Además, creo que no me salió muy bien ya que un lado es más grande que el otro.


Estos koalas tan bonitos y que me encantan, en su momento me llevaron por el camino de la amargura. Y es que tengo comprobado que no se me da muy bien a mi eso de unir piezas, no me gusta como quedan los acabados cuando los coso. Y no solo eso, si hacer las patas del koala grande fue una tortura, imaginad lo que fue hacer las patas del pequeño... HORRIBLE. 


Pero si el koala fue una tortura, no fue nada comparado con lo que ha sido hacer este Belén. Las patas del koala pequeño eran pequeñas, pero estas lo eran mucho más. Además, tuve que hacer 16 pares de manos para cada uno de los personajes y 8 patas para la oveja y el burro. Tengo que decir que el resultado final me encanta, mi familia se ha quedado alucinada al verlo y todos estaban haciéndole mil fotografías pero mis manos, diariamente han sentido el dolor que da tener que hacerlo. Día a día haciendo alguno de los pequeños detalles que tiene cada uno de los personajes: manos, barba, turbante, decoración en el turbante, doble manga, regalos... Pero creo que lo peor ha sido hacer el niño Jesús envuelto en la manta, porque esa manta no había forma de que quedara bien para enrollarlo en ella. Eso y los ojos, pero el problema de los ojos es que no encontramos ningún abalorio que fuese de un tamaño que fuera bien con sus caras. Hasta que fui a los chinos y encontré unos adhesivos redondos negros y pensé: estos pueden ser perfectos y... ¡voilá! 


Y ya antes de que llegara la Navidad hicimos este pequeño tió. Creo que alguna vez he explicado cual es la tradición catalana sobre el "Caga tió". Durante el mes de diciembre, cada familia coge una caja o un tronco en el que se le ha pintado cara y le alimenta un par o tres de veces al día. Al llegar el día 24/25, los niños tienen que ir, en mi casa íbamos a recitar las poesías del colegio, para luego, cuando vuelven dar golpes a la caja/tronco cantando una canción para luego descubrir regalos para cada uno. Al abrirlos, volvemos a desaparecer a recitar poesías y así repetidas veces hasta que el tió deja de cagar para hacer "pipí". Dicho esto, me encantó hacer este pequeño muñeco. Desde el momento que lo vi, me enamoré de él y cuando la profe nos dijo que íbamos a hacerlo, no pude ser más feliz, la verdad. Y aquí está el resultado. Sinceramente, es un patrón muy sencillo de seguir y bastante rápido de hacer.

La próxima vez intentaré no subir tantos de golpe, porque con las fotos terminará saturado el blog. Me quedan algunas cosas por subir que hemos hechos estos últimos días, todas decoraciones de Navidad que ahora mismo están adornando mi casa, así que cuando lo quitemos todo, supongo que haré un "especial" cosas de Navidad. Es más, también estoy haciendo algunos de los regalos de este año en ganchillo, así que hasta que no los tenga todos entregados, esos muñecos quedan en la sombra.