lunes, 7 de abril de 2014

¡¡¡Maestra por fin!!!

Hace ya días que quería hacer esta entrada pero llevo unos días algo ajetreada y acostumbrándome a mi nuevo horario que hasta mínimo junio voy a tener. Y es que, quien me conoce sabe que desde hace ya unos años, soy maestra. 

Roses
Hace casi 4 años, terminé la carrera de Magisterio de Educación Infantil, después, seguí estudiando e hice psicopedagogia. Ahora, 4 años después, es la primera vez que trabajo, por fin, como maestra. Explico la situación: cuando yo me saqué la carrera me apunté a la bolsa de trabajo de educación que tiene la Generalitat. Ahí te dan un número y cada martes y cada viernes tienes que estar atento a los nombramientos por si te llaman (sí, no puedes tener vida esos días por si acaso te llaman) y finalmente, después de mucho esperar, de mucho desesperarme, este martes me llamaron. 

De momento empiezo con un tercio de jornada (10 horas a la semana) en un colegio de Roses, Els Grecs, una pequeña ciudad al lado de la playa. La verdad es que me pilla un poco lejos, a 1 hora en coche ida, y otra hora vuelta y más teniendo en cuenta que solo trabajo hora y media cada día. Pero lo importante es que... ¡Estoy dentro! Quizás este año sufra los mil viajes hasta allí para trabajar, pero en verdad estoy muy feliz de que me tocara un tercio, así me acostumbro de nuevo a tener a niños a mi alrededor y aunque sea un poco lejos, tengo trabajo asegurado hasta final de curso, por tanto, hasta el día 30 de junio. ¿Qué más puedo pedir? Que fuese más cerca supongo pero... Mejor eso que nada. Además, cuando ya pase Semana Santa y empiece a hacer calorcito del bueno, me iré hasta allí con todas las cosas de la playa y me pasaré la mañana tomando el sol, comeré y luego ya entraré a trabajar. Viviré como una reina y lo disfrutaré al máximo. 

Els Grecs, Roses
Los primeros días (empecé el miercoles) estuve súper nerviosa. Niños nuevos, padres nuevos, rutinas nuevas... TODO nuevo, pero la verdad es que los niños que tengo son unos soles, las otras compañeras de trabajo también y estoy muy contenta de ese colegio de momento. Me siento muy a gusto y voy a volver a coger confianza con los niños que es lo que más adoro en el mundo. Así que, no puedo pedir más. Eso sí, espero que a partir de ahora vuelva el buen tiempo, que estos primeros días, he tenido que conducir todo el rato con lluvia, de ida y de vuelta. 

Y así empiezo mi nueva aventura...