domingo, 18 de mayo de 2014

Girona, Temps de Flors '14


Un año más, ha llegado a Girona Temps de Flors. Hace 59 años que esta exposición viene haciéndose en mi ciudad y es una costumbre cada vez más extendida a lo largo de la ciudad. Igualmente cada vez es más conocida por gente de todos lados que vienen en autobuses y/o coches y llenan todas las calles del barrio viejo de Girona. Este año, la exposición empezó el sábado pasado, día 10 de mayo y hoy ya es el último día. Sinceramente, Temps de Flors siempre ha sido una de las festividades que más me han gustado de Girona. La mayoría de museos se abren gratuitos al público decorados con preciosas flores, la catedral, su claustro y este año también el sótano. Así como muchas casas de las zonas antiguas que siempre permanecen cerradas, se abren al público permitiéndote visitarlo todo y disfrutar de la historia que ahí dentro se esconde.

Escaleras de Sant Martí
Iglesia de Sant Martí
La Catedral
La verdad es que este año he podido ir varios días a visitar diferentes partes de Girona, pero comparado con el año pasado, esta vez me han decepcionado un poco. Obviamente, todos los sitios estaban tenían unos decorados preciosos pero quizás, el año pasado me enamoré tantísimo de todo, que este año no ha llegado al nivel. Y no soy la única que piensa eso, toda mi familia está de acuerdo con eso.

Paseo arqueológico
Jardines Doctor Figueres
Baños árabes
Pese a eso, hay sitios que me han gustado mucho y hemos pasado unos días geniales paseando por Girona, eso sí, a parte de geniales han sido muy agobiantes. Girona entera se llena de gente que además, muchos son muy estúpidos y te dificultan el paso por la zona antigua de Girona. A ver, si toda esa zona son calles estrechas que apenas caben 3 personas de lazo, ¿por qué narices grupos de gente se paran ahí en medio para hablar de sus cosas? ¿No saben arrinconarse un poco? Y así, un porrón de cosas, pero son cosas que no se pueden cambiar y que cada año encontraremos.

Patio de la diputación
La Cocollona 
La Carbonera
Quitando todo eso, los tres días que he ido a pasear por el centro me lo he pasado genial y he hecho un montón de fotos y, además, ayer terminé Tiempo de Flores probando un nuevo restaurante que solamente hace unos días que abrió, el Udon. La verdad es que todo lo que ahí comimos estaba delicioso, así que pronto tendré que volver a repetir la experiencia de ir.

Cenando en el Udon

miércoles, 7 de mayo de 2014

Ictioterapia

¡Hoy sí! Hoy, por fin hemos podido hacernos la ictioterapia. Hace un tiempo (creo que ya hace un mes) mi Ele-chan y yo intentamos ir a hacernos la ictioterapia, eso de los peces que comen la porquería de tus pies, pero no conseguimos hacerlo ya que estaba cerrado así que pasamos a merendar en un excelente sitio. Después de eso, hemos pasado varias veces, por separado, por delante para saber el horario y finalmente, hoy ha sido el día. 


Pese a lo que se pueda pensar, ambas hemos hecho un gran esfuerzo y hemos... ¡MADRUGADO! Bueno, para mi madrugar es levantarme más pronto de las 10 y antes de las 9 ya estaba en pie ya que, teóricamente, habíamos quedado a las 9.30 en el centro de Girona. Para variar nuestras rutinas y costumbres, mi amada esposa ha llegado tarde, aunque esta vez avisando con tiempo para que no tuviese que esperarla a la intemperie. 


Cuando ya estábamos las dos en camino a la tienda, nos la hemos encontrado cerrada, sí, otra vez, pero viendo el horario, abrían a las 11, así que esta vez ya íbamos prevenidas y hemos ido a desayunar al mismo sitio donde merendamos y todo estaba delicioso. Esta vez hemos vuelto a compartir nuestro estupendo Smoothie de mango, fresa y plátano y también el pancake de nutela. La verdad es que estaba todo delicioso, aunque tengo que decir que el smoothie lo recordaba más bueno la última vez.


Después de estar un buen y largo rato hablando, poniéndonos al día, comentando un porrón de cosas como es típico en nosotras, hemos visto que ya eran las 11 así que hemos ido a pagar y a encaminarnos hacia los "peixicus". Al llegar... ¡estaba abierto! Pero la mujer nos ha dicho que en verdad abrían a las 12 pero que si nos esperábamos unos 20 minutos que podíamos ir que ya nos lo preparaba todo. Y eso hemos hecho.


Al entrar nos hemos lavado los pies y después tocaba ponerlos dentro de esas piscinas llenas de pececitos y tengo que decir que a ambas nos ha costado dar el paso de ponerlos dentro, que encima hay que ponerlos los dos a la vez, que da más cosa aun. Pero una vez dentro, hemos sentido un cosquilleo en los pies, algo parecido a cuando sientes las burbujitas de un jacuzzi en la planta de los pies, pues eso mismo en todo el pie, ya que los peces, ellos solos buscan las porquerías que tienes en el pie para ir comiéndolas. Lo que más cosa da es cuando los peces pasan entre los dedos y se mueven entre ellos. 


Tengo que decir que en un inicio, íbamos solo para 5 minutitos, para probarlo, pero cuando han pasado los 5 minutos la chica nos ha dicho: os dejo un minuto más. Y ese minuto se ha convertido en 15 minutos. Así que al final casi hemos hecho 20 minutos de ictioterapia pagando solo para 5. Así que, personalemente, aunque me daba mucha cosa, me ha gustado mucho la experiencia y además, ahora me noto los pies más finos y, supongo, que más limpios.