martes, 3 de julio de 2018

Arashiyama

Hoy he ido a pasar el día en Arashiyama. Desde hace mucho tiempo tenía ganas de ir a ver esos bosques de bambú pero en los viajes anteriores no había podido ir, así que este era el momento para ello. 

Así que después de desayunar en el hotel en el que tenía bufet libre estilo oriental he cogido un tren dirección Arashiyama que está a un ratito en tren desde Ôsaka ya que primero he tenido que ir hasta Kyoto y después ya hasta Arashiyama.
Una vez he llegado a Arashiyama he ido hacia el bosque de bambú (que básicamente es hacia donde iba todo el mundo). Si en las fotos me parecía bonito, estar ahí me ha parecido todavía más increíble. En medio del bosque de bambú, hay un templo, el Tenryu-ji al que no he dudado en entrar y la verdad es que me ha encantado estar en ese templo, poder entrar no solamente en los jardines sino también en el templo en sí. Eso sí, en ese templo había mucha gente y en ocasiones ha sido un poco agobiante estar ahí paseando.
Después del templo, he seguido paseando por el bosque de bambú y pese al calor que realmente ha hecho en el bosque en sí se estaba bastante fresco y ha sido muy agradable pasear por ahí aunque también había mucha gente la verdad.
Más adelante en el bosque, he visto que había otro jardín distinto, en este caso era el Ôhkouchi Sansou Garden en el que hay la que fue la casa del actor Denrijô Ôkôji conocido por sus papeles de samurai en muchas películas. He de decir que el paseo por esos jardines ha sido precioso, con unas vistas muy bonitas de la ciudad de Kyôto. 
Es cierto que quizás la entrada para ver estos jardines tiene un precio algo elevado (1.000 yenes, unos 8€) pero a la vez incluye un té tradicional japonés y una pasta de matcha en una pequeña casa del té muy japonesa y rodeada del bambú. Así que personalmente me ha gustado la experiencia, la visita y el detalle.
Antes de irme de Arashiyama he pasado por el templo Nonomiya, que en realidad está al inicio del bosque y es totalmente gratuito pero cuando he pasado por él estaba lleno de gente y lo he dejado para más adelante y realmente cuando he vuelto estaba casi vacío así que he aprovechado.
Después de ello ya me he vuelto para Ôsaka y he aprovechado para pasear por Dotonbori e ir a cenar okonomiyaki. Dotonbori es realmente una calle bastante agobiante, llena de gente, luces y restaurantes. El okonomiyaki es la comida típica de Ôsaka (junto al takoyaki) y aunque he pasado bastante calor porque para ese plato sueles tener la plancha en frente para que la comida termine de hacerse. Pero vale la pena.
Y ya para terminar el día, he vuelto al onsen del hotel y ¿adivinad? Estaban ahí las dos mujeres coreanas que han vuelto a estar duchándose mil veces y encima hoy le sumamos que han estado hablando (casi chillando) mientras se estaban duchando cosa que bueno, creo que es bastante molesta. 

lunes, 2 de julio de 2018

¡Ya estoy en Japón!

Hoy, después de muchas horas de viaje, he llegado por fin a Japón. La verdad es que el vuelo se me ha hecho increíblemente largo y pesado. Si bien es cierto que hacer escala en Madrid es algo que valoro muy positivamente (aunque espero que si vuelvo a ir, pueda ser en vuelo directo desde Barcelona). 
En cuanto he bajado del avión ha sido todo bastante fácil: cambiar monedas, pillar el poquet wi-fi, validar el Japan Rail Pass (aunque había mucha cola para ello) y cogerme unos oniguiris para el camino. Y cuando iba a ir a buscar el tren dirección Tokyo ha venido un pequeño infarto: además de no encontrar los billetes de los trenes para ir hasta Ôsaka, tampoco encontraba el pasaporte. No sabéis lo mal que lo he pasado durante esos minutos hasta que, por fin, lo he encontrado. He vaciado el bolso entero. Pero lo he encontrado (los billetes no, he tenido que subir a coger unos nuevos) y he podido llegar al tren e irme hacia Ôsaka.
Ya en cuanto he llegado a Ôsaka y me he instalado en la habitación del hotel, he cotilleado todo lo que tenía el hotel en sí y he aprovechado para ir a visitar algunas zonas que no había visto. Me he ido hasta el parque frente a la estación de Tennôji, que lo ponían como un sitio importante a ver y luego me ha parecido algo decepcionante, y también he aprovechado para subirme al mirador del edificio Abeno Harukas que, después de la Torre de Tokyo, es el edificio más alto de todo Japón. Desde ahí he podido tener unas preciosas vistas del atardecer que me han gustado mucho y la verdad es que me he estado un buen rato ahí viéndolo. 
Al llegar al hotel he tenido la necesidad de bañarme en el onsen. Es algo que me encanta de Japón y que echaba mucho de menos. Eso sí, ha sido bajar y encontrarme con dos mujeres coreanas que de verdad... Cuando he llegado al onsen, me he desvestido, desmaquillado... (vamos, que he tardado unos 10 minutos en entrar en la zona de duchas) y durante ese tiempo, ellas ya estaban ahí duchándose. Al entrar, estaban los 4 asientos para ducharse ocupados y pensaba que quizás ellas dos que ya llevaban rato, se irían a bañar, pero ¡NO! He perdido la cuenta de las veces que se han lavado la cabeza: ahora solo champú, luego con acondicionador, luego champú y acondicionador juntos y así mil combinaciones que no llego a entender. Vamos, que al final me he duchado yo y ellas seguían ahí enjabonándose. Me he metido en el ofuro y ahí seguían.
Cuando yo ya llevaba un rato en el ofuro, por fin han terminado y se han metido también dentro pero oye.. que a los 5 minutos, vuelven a salir para volver a ducharse mil veces más. Al final me he ido del onsen y ahí seguían duchándose. Yo no sé si es que estas mujeres no se habían duchado nunca antes en su vida, si no sabían ni que era el agua o si simplemente querían gastar mucho champú/gel/acondicionador/agua... aprovechando que habían pagado pero la verdad es que he alucinado. Porque aún después de vestirme, ponerme cremas, lavarme los dientes, peinarme... aún seguían ahí dentro dándole a la ducha... incomprensible.
Pero la cosa es que primer día en Japón sola, superado y encima con takoyaki para cenar que estaba deseando volver a comerlo. Lo sé, ha sido solamente el viaje, pero creo que ya es un gran paso, ¿no?

domingo, 1 de julio de 2018

Novedades junio 2018

Algunas novedades de este mes de noviembre que más me llaman la atención y que espero hacerme con ellas:

sábado, 30 de junio de 2018

Japón 2018

Mañana me voy de viaje de nuevo a Japón, es la tercera vez que voy ahí, y al igual que en los anteriores viajes, quiero volver a usar este blog como mi pequeño diario de viaje. 

Además, esta vez creo que es un viaje especial ya que parte de él lo voy a hacer sola. Me explico, Ele-chan solamente podía/quería ir unos diez días y a mí me parecía muy poco tiempo para un viaje tan largo, además, quería hacer muchas cosas y no daba tiempo a todo así que después de mucho pensar, decidí irme yo primero, hacer parte del viaje y luego ya Ele-chan viene y seguimos juntas el viaje. 
Personalmente, creo que va a ser una experiencia personal que primero me da algo de terror eso de viajar y estar ahí sola y segundo creo que me va a ayudar a evolucionar, madurar y superarme a mí misma. 

Y no quiero alargar esta entrada mucho más. Solamente decir que no sé si las entradas podrán tener fotografías o si eso ya lo añadiré a posteriori en casa con el ordenador. Así que eso queda en sorpresa.

viernes, 29 de junio de 2018

TBR Junio 2018

No sé si será posible pero estos libros son los que pretendo leer durante este mes:

lunes, 28 de mayo de 2018

[Ya a la venta] Hasta que te rindas - Victoria Vilchez

320 páginas // ISBN: 978-84-17361-09-9

Precio: 17.90€

Una fiesta y un bar es todo lo que creen necesitar las amigas de Elizabeth para empujarla a superar su reciente ruptura amorosa. Solo que la cosa va a írseles un poco de las manos… Y cuando se dé cuenta de en dónde se ha metido es probable que ya sea demasiado tarde. Una intensa, divertida y romántica historia que te atrapará.

lunes, 21 de mayo de 2018

[Ya a la venta] Lágrimas de arena - Mariah Evans

448 páginas // ISBN: 978-84-17361-08-2

Precio: 18.90€

1643 - Mumbai, Imperio mogol.
Fynes Chapman, reputado comerciante de Londres, es escogido por la Corona británica para abrir una nueva vía en la Ruta de la Seda.
Fynes viaja junto a su hija, Katherine, con la Compañía Británica de las Indias Orientales. Allí, les espera Arthur Wyatt, coronel que les acompañará en la caravana hacia el Imperio chino. Arthur no esperaba a una mujer allí y, por esa razón, verá todos sus planes alterados. Pronto iniciarán un viaje plagado de adversidades. Katherine guarda un secreto que la ha conducido hasta esa arriesgada expedición. El descubrimiento de este por parte de Arthur hará que la vea con distintos ojos.
Ante las noticias de una nueva invasión, Fynes y Arthur partirán para emprender unas fructíferas negociaciones con el imperio. Un ataque inesperado hará que Arthur deba volver solo al caravasar, descubriendo a su llegada que este ha sido arrasado y que han secuestrado a parte de sus hombres y a Katherine.
Sin un ejército ni nadie que lo ayude, dispuesto a darlo todo por la mujer que ama, afrontará en solitario una búsqueda tras las líneas enemigas y una huida a contrarreloj en plena conquista de un imperio, a sabiendas de que las fronteras con el Imperio mogol, su única vía de escape, se cerrarán para evitar una invasión.
Una arriesgada decisión, en uno de los lugares más remotos y peligrosos del mundo, cambiará el rumbo de sus vidas para siempre.
Una novela cargada de romance, aventuras y exotismo.

[Ya a la venta] Amor en la fila 27 - Eithne Shortall

320 páginas // ISBN: 978-84-17361-07-5

Precio: 17.90€

¿Qué pasa cuando Cupido juega a ser copiloto? Todavía recuperándose de una ruptura, Cora Hendricks ha renunciado a encontrar el amor. Para ella, en realidad. Para pasar el tiempo, mientras trabaja en el mostrador de check-in de Aer Lingus en Heathrow, Cora empieza a jugar a ser cupido con parejas solteras durante el vuelo. Utilizando solo su intuición, Internet y la afable asistente cómplice, Nancy, la fila 27 se convierte en el laboratorio del amor de Cora. En lugar de sentarse al azar, dos pasajeros, de forma involuntaria, se sentarán junto a la persona de sus sueños, o no. Cora asegura que la fila 27 es solo algo de diversión, pero mientras ella está ocupada haciendo que salte la chispa a gran altura, el amor que había abandonado para sí misma podría haber aterrizado justo en frente.

lunes, 7 de mayo de 2018

[Ya a la venta] Amor a quemarropa - Mabel Díaz



Precio: 2.99€ (ebook)
Ficha técnica

¿Cómo es posible que, en medio de un atraco a una sucursal bancaria, surja el amor? Aarón sabe que lo suyo con Emma no puede funcionar. Está destinado al fracaso.
Ella es una buena chica. Él, un ladrón de bancos.
Y sin embargo…

domingo, 6 de mayo de 2018

TBR Mayo 2018

No sé si será posible pero estos libros son los que pretendo leer durante este mes: